INFORMACIÓN Y CONTACTO
SÍGUENOS EN LAS REDES
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
SECCIONES

© 2017 | Todoniche Magazine

Marta Bellmont - Madrid (España) 

martabel@aprensamadrid.com

Maison Trudon: de la producción de velas a la de fragancias

22/10/2017

400 años de historia son testigos del savoir faire en el campo de las esencias de Maison Trudon. Primero en la producción de velas de manufactura artesanal, que antaño tuvieron destino en la corte de Louis XIV así como en las catedrales e iglesias de toda Francia. A día de hoy, en la creación de fragancias que se desprenden de la palabra "cera" y reivindican las referencias clásicas de la casa a la realeza, la religión y la revolución. 

 

Bruma, Olim, II, Révolution y Mortel componen la primera colección de perfumes de Cire Trudon. Siguiendo la estela de su universo de velas, son fragancias "unisex, subversivas y modernas e invocan, haciendo una filigrana, temas clásicos de la Maison, como la historia, la realeza o la búsqueda de perfección”, dice Julien Pruvost, director creativo de la firma.

 

Sus artífices, tres narices experimentados como Lyn Harris, Antoine Lie y Yann Vasnier, han recurrido a las materias primas más nobles, en su mayoría naturales, para insuflar a la gama notas ricas en historia, en sintonía con nuestra época.

 

Diferentes talentos para promover la libertad creativa y transmitir puntos de vista con criterio. Y sin embargo, a pesar de las diferencias, domina una identidad poderosa propia de la Maison: ni femeninos ni masculinos; los perfumes contienen una complejidad olfativa que refleja una personalidad más que un género.

 

 

LA IMPRONTA DE LAS VELAS

El frasco ha sido ideado por Pauline Deltour (creadora de La Promeneuse, un difusor de esencias para aromatizar el hogar con luz incorporada) conforme a la lógica del diseño de las velas y los códigos de Trudon. Se cierra con un tapón teñido de verde con estrías acanaladas, creando un elegante contrapunto respecto de la base translúcida que conforma un estilizado núcleo de cristal.

 

“La base del frasco tiene el tamaño perfecto para deslizarse en la palma, y el cuello está elegantemente curvado para poner en valor el tapón. Es un placer tener este frasco en la mano. Además, he diseñado una ventana para incrustar la etiqueta, que queda enmarcada como una Marialuisa”, explica la diseñadora. Ella ha sabido dar vida a un objeto en la frontera del universo Cire Trudon, tomando prestados sus códigos y materiales.

 

LA COLECCIÓN DE 5

  • Bruma. Creado por Antoine Lie, es un perfume solar que irradia con la fuerza de una sombra. Encierra una sensualidad animal, la de una amazona que imprime una fuerza femenina interior sobre los elementos exteriores que la rodean, su montura y la profundidad de la noche en el bosque. Ellos le aportan un aura magnética y carnal.

Cabeza: pimienta negra, lavanda, gálbano. Corazón: violeta, peonía púrpura, iris, jazmín sambac. Base: cuero, ládano, vetiver de Haití, haba tonka

 

  • Olim. Fragancia de Lyn Harris luminosa que desvela una impronta íntima. Representa la vanidad y la emoción de una época regia. Las notas empolvadas representan la belleza, las especias evocan la decadencia, y las resinas apuntan más allá de la opulencia. Olim refleja una forma de pureza con una riqueza subyacente.

     

Cabeza: bergamota, lavanda, anís. Corazón:

pimienta rosa, clavo. Base: pachulí, benzoín,

mirra, almizcle.

 

  •  II. Creación de Lyn Harris, habla de nuevos comienzos, de la vida de un bosque que atraviesa todas las estaciones. Sensual, reúne distintos elementos y los fusiona en una armonía simbiótica: una colonia que inspira y proyecta un lugar mágico. 

Cabeza: hojas verdes, naranja amarga. Corazón: pino, pimienta, enebro. Base: cedro, incienso, ambroxán, cashmere.

 

  • Révolution. Obra de Lyn Harris, impregna la piel y se mezcla con las emociones humanas. Cuando acaba la jornada, deja un aire de misterio alrededor del cuerpo.

 

Cabeza: elemi.

Corazón: angélica.

Base: cedro, papiro,

pachulí, alquitrán,

incienso, jara,

opopónax.

 

 

 

 

 

 

  • Mortel. Yann Vasnier refleja una presencia mística de aroma a raíces y especias. La piel se calienta al frotarse contra otra piel; la sensualidad está en el corazón; el incienso, los bálsamos, la mirra y el benjuí se asocian aquí al calor erótico, casi animal, de la jara.

     

     

Cabeza: pimienta negra, chile, nuez moscada. Corazón: incienso de Somalia, mystikal, cedro de Virginia. Base: absoluto de jara, mirra, benjuí.

 

 

Toda la colección de perfumes Trudon ha sido presentada en la Galería Caylus de Madrid, referente del mercado de pintura antigua en España. Te dejamos con una galería de imágenes.  

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
LinkedIn
Haz clic en Me Gusta
Please reload

 te interesa... 

Please reload

 webs recomendadas 

COSMÉTICA
EN VERDE

¿marca? ¿empresa? 

¿agencia? ¿particular...?

Contacta con nosotros